Lo que Einstein pensaba de la crisis

Amigo Jorge,

Si hay una palabra que a día de hoy no cesa de repetirse en todas las partes del globo, esa es la palabra “crisis”. Además da la casualidad que se pronuncia prácticamente igual en todos los idiomas.

050405_einstein_tongue_widec

Pues bien, estos días me han mandado por mail varias veces un texto filosófico sobre las crisis, atribuido a Albert Einstein. Nunca sabremos si realmente lo escribió el archifamoso físico alemán o simplemente es un truco para darle mayor difusión y empaque a la hora de distribuirlo, pero como filosofía de actuación en los momentos de crisis es un texto de autoayuda bastante interesante. Por eso te lo transcribo:

 

No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos.

La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche. Es en las crisis donde nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar “superado”. Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones.

La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia.

El problema de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y las soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia.

Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo.

En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora: la tragedia de no querer luchar por superarla.

Aunque es un texto más propio de un libro de autoayuda que de un genio matemático, es indudable que anima a aprovechar las oportunidades que se nos presentan en tiempos de crisis, a ser creativos, valientes y a luchar para superarla cuanto antes. No comparto que una crisis sea una bendición para una persona o un país, no al menos hasta ese punto; pero sí estoy completamente de acuerdo en que la necesidad agudiza el ingenio, y que debe provocar, (aplicado al caso de España) por imperativo económico un levantamiento forzado de muchos profesionales que vivían apoltronados en la comodidad de un modelo productivo poco eficiente y caduco, aunque hasta ahora rentable.

España es un país con un inmenso capital humano, formado y creativo, aunque acomodado; confiemos en que esta crisis nos ayude a sacar lo mejor del talento existente y conseguir mantenernos (o incluso mejorar) en la liga de las economías avanzadas, eficientes y productivas.

 Te dejo amigo Jorge que hagas tus propias reflexiones sobre el texto.

Un abrazo.

Emilio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s