Mes: marzo 2009

Cuando nuestros “dioses” no nos dan respuestas

Amigo Jorge,

Sé que soy un poco pesado al incidir tanto en el tema de la crisis, pero la realidad es que me fascina cómo un cambio de coyuntura económica (muy fuerte, eso sí) ha desmontado por completo el modus operandi de una economía más o menos asentada como la española. Desde hace unos meses verdades, casi axiomáticas han quedado en evidencia (los pisos nunca bajan, la banca siempre gana…); compañías líderes renuncian a la estrategia que les hizo grandes (Mercadona…); empresas de low cost en sectores maduros siempre miradas bajo sospecha se convierten en máquinas de ganar dinero (McDonalds…) y cómo no, se agudiza el ingenio, se despierta el espíritu innovador y se cambia la forma de hacer negocios tanto en producto como en mercados (préstamos P2P, se venden pisos por internet como si fueran camisetas, etc…).

biblia1

Pero hay una consecuencia “simpática” de la crisis que sí que me ha marcado y veo necesario compartirlo en innover. El otro día hablando con un interesante personaje, a la sazón uno de los editores de Biblias más importantes de España, me comentó que en 2009 se habían disparado sus ventas. El tema me hizo reflexionar ¿Pero qué ha pasado? ¿Será que la actual España, laica e independiente del poder religioso, como muy bien se subraya desde el Gobierno, ha tenido un ataque repentino de FE católica? ¿habrá habido una concatenación de apariciones marianas? ¿es que el Medinaceli ha hecho campaña puerta por puerta? ¿será que la COPE está ablandando el cada vez más ateo corazón religioso de los españoles? ¿estamos ante un nuevo éxito, varios siglos después, de las Misiones aunque esta vez desde dentro de la históricamente católica España? ¿será que España cual Saulo de Tarso ha visto la luz al caerse del caballo?

Creo amigo Jorge que la respuesta es mucho más sencilla e infinitamente menos milagrosa: cuando ni el Presidente del Gobierno, ni el director de la oficina bancaria, ni el CEO de tu empresa, ni tu tío rico de EEUU, ni Rafa Nadal (¡vamos Rafa!), ni nadie, nadie, nadie, es capaz de dar una mínima respuesta de esperanza fiable a la incertidumbre provocada por la crisis; cuando los “seres superiores” (léase con la voz de Emilio Butragueño) terrenales ya no nos sirven, abracemos pues a los “seres superiores” celestiales a ver si nos dan un poco más de fe, “por si las moscas”...  Vamos, la típica y habitual, a la par que lógica y normal, estrategia del clavo ardiendo en tiempos de zozobra. 

En fin, otra consecuencia colateral de la crisis que, sin duda, tiene su respuesta en el ámbito empresarial. ¿o no te has fijado cuántas empresas están asociándose a la imagen de felicidad y optimismo actualmente

Un abrazo.

Emilio

Foto cortesía de ieuz.

Anuncios

Edward de Bono

edward-de-bono-s-6-thinking-hats-largeAmigo Emilio,

el pasado 8 de marzo, el periódico el Pais, publicaba un artículo sobre Edward de Bono,  (Malta, 19 de mayo de 1933) es un prolífico escritor, psicólogo por la Universidad de Oxford, entrenador e instructor en el tema del pensamiento. Es tal vez más famoso por haber acuñado el término “pensamiento lateral” y “seis sombreros para pensar“.

Creo que es de obligada lecturar para los amigos seguidores de innover y aplicación tanto en la vida profesional y personal.

Que lo disfrutes! Un abrazo,

Jorge

Pregunta. ¿Qué ha averiguado acerca del funcionamiento de la mente?

Respuesta. La mente humana es un instrumento complejo y muy poderoso. Si no se utiliza adecuadamente genera malestar, ineficacia y, en definitiva, resultados pésimos, tal como estamos viendo hoy en día. Se sabe que nuestro cerebro es experto en crear patrones de pensamientos rutinarios, casi mecánicos. Pero no es muy bueno cambiándolos. Por eso nos cuesta tanto gestionar las crisis, que son tan necesarias para introducir cambios y poder así evolucionar.

P. ¿Y por qué cuesta tanto cambiar?

R. Porque somos y pensamos tal y como nos han condicionado desde pequeños. Una vez conformado nuestro sistema de creencias y, por ende, nuestro concepto de identidad, empezamos a pensar y a percibir la realidad de forma estandarizada y subjetiva, limitando las infinitas posibilidades que cada instante ofrece. Independientemente de lo que nos suceda, si experimentamos malestar es que nuestra interpretación del hecho en sí es limitada y, por tanto, equivocada. La negatividad es un síntoma de falta de imaginación y creatividad. No sirve absolutamente para nada.

P. Todo se reduce a una cuestión de percepción…

R. Si cambia nuestra percepción por medio del pensamiento, cambia por completo nuestra visión de la realidad. Y, como consecuencia, también cambia nuestra actitud, nuestro comportamiento y nuestra manera de relacionarnos con los demás y con el entorno del que todos formamos parte. Así, es imposible que cambie nuestra conducta si no cambiamos primero nuestra manera de pensar y nuestras creencias. Aunque muchos siguen aferrándose a su zona de comodidad, donde se encuentran sus viejos hábitos, algo se está cociendo lentamente en nuestra sociedad. La pregunta que uno debe hacerse es: ¿todavía no he cambiado de paradigma?

P. ¿A qué se refiere?

R. Ahora mismo, el gran reto que exige el mundo es que la humanidad cambie de paradigma, es decir, que cambie nuestra manera de ver y de interactuar con la realidad, aprendiendo a diseñar el futuro en consonancia con nuestros verdaderos valores y necesidades humanas. No podemos seguir funcionando desde nuestro egoísmo y egocentrismo. Es hora de funcionar desde el “nosotros”, desde la cooperación y el altruismo, a partir de lo que podemos crear verdadero sentido a nuestra existencia.

P. Sin embargo, la crisis parece haber acentuado el miedo, la negatividad y la lucha por la supervivencia…

R. Puede ser. Pero, ¿de qué sirve temer algo que todavía no ha sucedido? ¿Qué beneficios me comporta ser negativo? Toda la energía que no destinamos a construir nos destruye. Por eso ir en contra de algo no tiene ninguna utilidad. Lo que funciona es el diseño y la creación de alternativas útiles y eficaces orientadas a la resolución de conflictos y problemas. Y no hay nada que genere mayor creatividad que ver las cosas tal como son en vez de como nos gustaría que fueran. Sin embargo, la mayoría de la población no es dueña de sí misma, de sus pensamientos, de su perspectiva. Y el cansancio derivado de su impotencia les esclaviza a reaccionar impulsiva y negativamente por pura inercia, perdiendo oportunidades para crear bienestar y valor añadido.

P. ¿Y qué ocurre dentro de las empresas?

R. Lo mismo que fuera de ellas. La gente se niega a aprender de las cosas que le va sucediendo en la vida, con lo que sigue estancada, lo que le impide crecer y mejorar. Y esto es extrapolable a las empresas. La insatisfacción de los colaboradores es sólo un indicador de que hace tiempo que las cosas tendrían que haber cambiado. Pero hasta que no cambie la mentalidad de las personas, todo permanecerá igual. Es una ley eterna e inquebrantable.

P. ¿En qué consisten sus seminarios para empresarios?

R. Simplemente dedicamos tiempo y espacio para aprender a pensar de forma consciente, lo cual es una cuestión de compromiso y entrenamiento. El objetivo es reprogramar nuestra mente con información basada en la sabiduría. Sólo así es posible cambiar nuestro sistema de creencias y, en consecuencia, empezar a interpretar la realidad de forma menos egocéntrica y mucho más objetiva, potenciando nuestro bienestar emocional y nuestro talento para la innovación y la creatividad.

P. ¿Y cómo se consigue?

R. Con esfuerzo y disciplina. De lo que se trata es de fomentar que el acto de pensar sea voluntario, consciente y sostenido, enfocándonos en todo aquello que sea positivo, creativo y constructivo. En el fondo, nadie quiere pensar de otra manera, pero se resignan por falta de competencia. Las personas más inteligentes que he conocido juegan con su pensamiento, pues son conscientes de su increíble potencial creador. Lo que usted crea es el resultado de lo usted que cree. Piense en ello. -“

El día que Mercadona se creyó Kobe Bryant…

Amigo Jorge,

Llevo varios días pensando en el interesantísimo movimiento estratégico que hace ya semanas ha tomado el distribuidor líder de alimentación en España, Mercadona, y de sus consecuencias sobre el sector.

publicidad_carrefour

A la luz del incremento de las ventas de sus competidores “low cost” (Día, Lidl, Aldi…), y de la profundización de la crisis económica, la cadena valenciana ha optado por apretar un poco más la tuerca a sus proveedores, retirando de un plumazo más de 600 referencias de las estanterías de sus 1.200 establecimientos.

Si tenemos en cuenta que la estrategia de producto de Mercadona ha sido hasta ahora generalmente “bimarca” (uséase, solo vende dos marcas, el líder y la suya propia); ahora en varios cientos de productos el consumidor solo tendrá una única opción: la marca del distribuidor. Esto implica por tanto, una “lidelización” de facto de Mercadona, ya que salvo las marcas líderes que garantizan una alta rotación al distribuidor, el resto dejarán de ser vendidas.

Huelga decir que el cabreo de los proveedores afectados ha sido monumental y prometen movilizaciones de todo tipo. Aparte del previsible llamamiento al boicot. Por lo pronto parece que Mercadona ha echado marcha atrás y ha devuelto unos 100 productos a sus estanterias.

Pero no es hoy día de hablar de las movilizaciones de los proveedores sino de Mercadona.

¿Es ésta decisión arriesgada? Sin duda. El tiempo dirá si han acertado o no, aunque lo que es innegable es que han revolucionado completamente el sector. Es más, me atrevo a decir que el posible éxito o el monumental fracaso de este increíble cambio estratégico se estudiará en las escuelas de negocio en no muchos años como ejemplo de lo que hay o no hay que hacer, según transcurran los acontecimientos.

¿por qué el distribuidor líder del mercado cambia tan radicalmente una estrategia de producto que se ha demostrado exitosa?

¿será su buena reputación corporativa capaz de contrarrestar el innegable efecto negativo que supone privar al cliente habitual de la capacidad de elegir?

¿estará su “marca blanca” a la altura de las circunstancias?

¿resistirá Mercadona las presiones legales y mediáticas de los proveedores afectados?

En fin Jorge, son muchas cuestiones interesantísimas a las que solo el tiempo (y el consumidor) nos dará respuestas.

Lo que es innegable es que Mercadona como buen líder, ha llevado la delantera a todos sus competidores en cuanto a su estrategia y ha dado un vuelco total al mercado.    

Por lo pronto ha conseguido una guerra de precios sin precedentes en el sector y una respuesta inmediata en la publicidad de los competidores. Adjunto en el post un par de ejemplos.

publicidad_lidl1

En cualquier caso, guste o no, la medida de Mercadona, ha revitalizado la competencia en un sector siempre bajo sospecha de concertación de precios. Y eso, sin duda, es bueno para el consumidor final.

Un abrazo.

Emilio

De esto en cambio no se habla

Amigo Jorge,

Son muchas las causas que hacen que la crisis en España sea especialmente dura, provocando una auténtica sangría de empleo. Entre ellas frecuentemente se nombran a las que podríamos definir como “usual suspects” de esta crisis en España: hipotecas subprime proveniente de EEUU, colapso del mercado bancario, pinchazo de la burbuja inmobiliaria, descomunal déficit exterior, baja productividad de la fuerza de trabajo, rigideces estructurales, excesiva burocracia administrativa, total dependencia energética del exterior, complicado panorama político, nacionalismos que desvertebran el mercado interior, colapso de los sectores productores de empleo y muchas más.

perro_cubano

Todas ellas en mayor o menor medida agravan la respuesta española a esta crisis. Pues bien, aunque he de confesar que no me ha sorprendido el dato, sí me ha dado un poco de vergüenza el leerlo; especialmente cuando lo comparamos con el resto de Europa. Y máxime cuando estamos en plena crisis… y cuando en ningún otro país la sangría del desempleo es mayor que en España. Es cierto que son datos de 2007, y que en aquel entonces aún vivíamos en las postrimerías de la borrachera inmobiliaria… pero no por eso es menos sonrojante.

¿Que a qué me refiero?

¡¡¡Al absentismo laboral!!!

Provoca pérdidas que superan los 13.000 millones de € anuales (a la sazón 1% del PIB), en la mejor de las estimaciones supera el 4.5% y es un claro elemento “ahuyentador” de inversiones y deslocalización de empresas.

¿no son datos suficientemente demoledores para que comience a ser tenido en cuenta? Es obvio que son datos brutos y que habría que realizar un análisis más profundo, desglosando el % debido a absentistas justificados y el % de holganzanes y vagos. Pero el hecho es que, independientemente de las razones que subyacen tras estas cifras (desmotivación, trabajos de baja productividad, poca flexibilidad horaria, dificultad de conciliar vida laboral y familiar, etc…), y a tenor de unos datos de PricewaterhouseCoopers, España encabeza el ranking europeo del absentismo con un 4,8%, muy por encima por encima de otros vecinos PIGS como Italia (3,0%) o incluso de países de mayor protección social como Francia (4,5%) o Alemania (4,4%).

Un lujo que difícilmente deberíamos ser capaces de permitirnos, al menos, en una situación económica como la actual. Si lo hacemos, algún mal pensado podría entonces pensar que paro y absentismo están directamente relacionados, y creo que ya es hora de quitarnos el sanbenito de “España: país de toros, flamenco, corruptos, vagos y holgazanes”

Un abrazo.

Emilio

Foto cortesía de Carlos Luna.